Cena de fin de año de la Regional Acero

Representantes de las cooperativas de servicios públicos de Alcira Gigena, Alpa Corral, Berrotarán, Coronel Baigorria, Elena, Río de los Sauces, Los Cóndores y Almafuerte, participaron de la cena-show despedida del año del Consejo Regional Acero, realizada el viernes 29 de Noviembre en el salón del Centro de Jubilados de la localidad de Elena.

El evento contó con la conducción de las autoridades regionales, encabezadas por el presidente de Acero, Juan Cruz Giacomi, el secretario regional Armando Boatti y el Consejero titular de Face Córdoba, Jorge Battaglia.

Participaron  del acto, Jorge Bertola, presidente del Instituto para el Financiamiento de Cooperativas de Servicios Públicos (IFICOSEP), Catalina Serena, representante de Face en el Comité de juventud de la Confederación Cooperativa de la República Argentina (Cooperar), el intendente de Elena, Néstor Zunino y la intendenta electa, Doris Aghemo.

La noche estuvo bien ambientada en ritmo y melodía con la actuación de la cantante Marcia Rivero, dando marco musical a un encuentro animado y agradable.

 

La Regional Centro Oeste se vistió de gala en Almafuerte

La zonal cooperativa de Face Córdoba que comprende a las distribuidoras eléctricas de los departamentos provinciales de Río Segundo, Tercero Arriba, Juárez Celman, General San Martín y el norte del departamento Río Cuarto, denominada Consejo Regional Centro Oeste, conmemoró, el pasado Sábado 30 de Noviembre en el Salón de los Bomberos Voluntarios de la localidad de Almafuerte, un año más de actividad dirigencial al servicio de las prestaciones esenciales del interior cordobés.

El cierre institucional incluyó un sentido homenaje a la persona de Antonio Colombano, ex presidente de la Cooperativa de Servicios Públicos de Luca, recientemente fallecido, en reconocimiento a su inagotable y desinteresada labor en pos del desarrollo del movimiento cooperativo.

La velada contó con la distinguida presencia de Nelso Bernardi, vicepresidente de Face Nacional y titular de la Cooperativa de Electricidad de Armstrong, provincia de Santa Fe, la participación del presidente de Face Córdoba, Omar Marro, y la conducción de las autoridades regionales, Martín Del Bel y Juan Antunez, presidente y secretario, respectivamente.

Miramar fue sede del Consejo Regional Noreste

Representantes de dieciséis cooperativas de servicios públicos, integrantes del Consejo Regional Noreste de Face Córdoba y del Consejo Regional Nº 5 de Fecescor, llevaron a cabo, el día 22 de Noviembre en la localidad de Miramar, el acto de culminación del ciclo de actividades del año 2019.

El encuentro contó con la presencia del presidente y vicepresidente de Face Córdoba, Omar Marro y Raúl Castellino, respectivamente, junto con el protesorero de Fecescor, Ricardo Marini, dirigentes provinciales que, a través de un pormenorizado informe, sometieron a reflexión de los presentes, la actual coyuntura en la que se halla inmerso el sector cooperativo de servicios públicos.

En un clima de compromiso y cooperación, se hizo referencia a los avances tecnológicos con incidencia en el mercado eléctrico, al respecto destacó Omar Marro: "La realidad es en extremo cambiante y desafiante, lo que se produce como metamorfosis derivado de los avances tecnológicos no retrocede, los cambios tienen una dinámica propia, si uno se resiste a las transformaciones ineludiblemente éstas te pasan por encima, ante un evento nuevo la alternativa es la acción previa, anticiparse a los cambios".

En relación a la necesidad de visibilizar el trabajo desarrollado por las cooperativas, señaló el titular de Face Córdoba: "Hay que mejorar las estrategias de transmisión de la información, avanzar en la utilización de nuevas herramientas comunicacionales, la ventaja integral que significa la acción de las cooperativas de servicios públicos en las comunidades del interior, debe ser conocida por toda la población provincial".

 

Regional Calamuchita cerró un año de labor cooperativa

Un cálido y fraternal ágape de despedida del 2019 tuvo lugar en la localidad de Villa General Belgrano, el día Viernes 29 de Noviembre, sellando un ciclo de pujante actividad del Consejo Regional Calamuchita en el año próximo a concluir.

El almuerzo de camaradería simbolizó un momento especial para evocar los esfuerzos colectivos, reflejados en significativos logros alcanzados regionalmente, en ese sentido se realizó un justo homenaje a aquellas personas que con su aporte colaborativo y con sentido de pertenencia, participaron activamente, uniendo voluntades y objetivos para hacer posible este desarrollo tangible e integrado.

La regional está conformada por las distribuidoras prestadoras de electricidad y servicios públicos de Villa Rumipal, Villa Yacanto, Embalse, La Cumbrecita, Santa Rosa de Calamuchita, Santa Mónica, Villa del Dique, Amboy - Villa Amancay, La Cruz, Los Reartes, Los Espinillos y la de Aguas Corrientes y Servicios Públicos de Villa General Belgrano, asimismo, en un ambiente de sincera amistad acompañaron los festejos representantes de las cooperativas de Almafuerte, Los Cóndores y Río Tercero.

ARCOOP, la visión de la empresa cooperativa

El modelo cooperativo es una herramienta versátil que permite atender y satisfacer las expectativas de los actores que contribuyen a su desarrollo, así es como un grupo de cooperativas comprendidas en la estructura política de FACE Córdoba, localizadas en una región, avizoraron ir más allá, avanzando y emprendiendo, dando respuestas concretas a sus necesidades, origen y fundamento análogo en el vasto horizonte de las organizaciones sociales.

De esta manera, veintitrés cooperativas de servicios públicos pertenecientes al Consejo Regional Centro Sur, en su mayoría emplazadas en los Departamentos provinciales de General San Martín, Unión y Juárez Celman, constituyeron ARCOOP, -Asociación Regional de Cooperativas de Servicios Públicos-  entidad de segundo grado erigida en 1996 con un primer objetivo, fabricar y abastecer a las entidades asociadas de columnas de hormigón a precios accesibles y de calidad garantizada.

Por aquél entonces, resultaba difícil encontrar en el mercado un proveedor de postes que satisficiera estos requisitos, sumado a otro inconveniente, el transporte, que en muchos casos para adquisiciones en poca cantidad generaba precios altos y demoras en la entrega. A esto se le agregó la importante demanda de columnas de hormigón requeridas por cooperativas de la zona, para ir reemplazando los postes de madera que iban cumpliendo con su vida útil, especialmente en el ámbito rural.

Esto dispuso a futuro gestar otros emprendimientos para saciar menesteres comunes y concretar una integración efectiva entre las cooperativas miembros, por ello se consideró fundamental interconectar la región mediante una red de fibra óptica, que posibilitó compartir recursos del área de telecomunicaciones y unificar compras, logrando de esta forma la provisión de contenidos de televisión, ancho de banda para internet y tráfico telefónico a menores costos.

Anteriormente las cooperativas por separado comercializaban la compra de insumos para brindar estos servicios, además en cada localidad existía una cabecera o nodo, generando mayores esfuerzos operativos, por otra parte, la continua evolución tecnológica obligaba a permanentes inversiones que estaban atomizadas y aisladas en cada cooperativa.

El hecho de confluir todas las instituciones a través de una entidad de grado superior fue lo que propició concretar el proyecto, porque aseguró que la red pueda ser utilizada de forma equitativa por todas las cooperativas asociadas, siendo ARCOOP propietaria de la red y del equipamiento. Luego, cada cooperativa beneficiada realizó un aporte de capital, equivalente al costo de un tramo de fibra entre dos localidades vecinas. De esta forma se fue construyendo tramo por tramo, mediante la suma de esfuerzos.

Sin menoscabo de todo lo escrito en tratados acerca de los valores que dan vida al movimiento cooperativo, que en esencia son principios prácticos, es preciso destacar aquí que, quienes forjaron y nutren diariamente a ARCOOP, son un claro ejemplo de aquellas personas que conocen bien una diferencia que no es sutil, pese a que no desestiman el sentido contenido en los propósitos que orientan la gestión, se empeñan en dar un paso más, sobrepasando la escarpada frontera entre el decir y el hacer.