Jóvenes Solidarios de FACE

 

 

 

Pensarnos integrados, formados y capacitados nos lleva a analizar el hoy, el ahora, nuestra realidad, a donde podemos evaluar que los puentes necesarios para el intercambio generacional en la dirigencia del movimiento cooperativo, deben ser construidos en conjunto, sobre bases sólidas y respetando los valores que nos guían.

El XVIII Congreso Nacional de FACE, se vio inmerso en un contexto donde la coyuntura política, energética y económica en la que se encuentran las Cooperativas Eléctricas, pretende soluciones inmediatas y nos invita a tener nuestra atención puesta en ello, en lo urgente; donde esbozar, en este ciclo de crisis nacional, un futuro ideal suena utópico pero no imposible. Se parte de considerar de suma importancia que algunos actores puedan planificar Consejos de Administración con visión, inmersos en la era de la comunicación y audaces en ingeniar los servicios que requieren las nuevas generaciones y los inminentes desafíos que los años venideros le aguardan al sector. En este marco, es donde plantear un trabajo mancomunado con FECOFE (Federación de Cooperativas Federadas) se materializa, intentar demostrar que las dirigencias institucionales se encuentran con la misma problemática una y otra vez, sin distinción del sector al que pertenecen, no fue difícil. La generalidad de la falta de recambio generacional y la falta de capacitación en los nuevos consejeros son moneda corriente para quienes atraviesan nuestras cooperativas. En conjunto con el Lic. Juan Manuel Rossi, presidente de FECOFE, intentamos generar conciencia de las acciones que nos pueden llevar a resultados positivos en las dicotomías en las que nos encontramos, cuestionar las prácticas, el status quo, y tomar como ejemplos acciones que han sido efectivas en otros espacios, es un comienzo de este largo camino que se ha trazado.

Este intercambio permite repensarnos y enriquecernos como dirigentes, gracias a la pluralidad de actividades que nos aportan las diferentes ramas de la Economía Social.
Consideramos que las cooperativas deben generar espacios de asociación y de acercamiento, que establezcan en los jóvenes, sentido de pertenencia a la institución. Nuestro desafío será proporcionarles a las cooperativas, los mecanismos necesarios para que los mismos se plasmen, se hagan efectivos y perduren en el tiempo implementándose, cada vez, con más naturalidad.

Estamos convencidos que el futuro del sector de la Economía Solidaria tiene como clave la integración, no sólo entre las empresas asociativas, sino también entre todos los actores partícipes de ello. Las cooperativas son en muchos casos el sostén de cientos de pueblos, y por ende, deberán elaborar y planificar acciones de manera globalizada, atendiendo no sólo a las problemáticas actuales referentes a su funcionalidad, si no también, atendiendo a las transformaciones locales y regionales a las que deberán hacer frente para llevar a los usuarios soluciones reales y concretas. Creemos que es fundamental que se eduque desde temprana edad en torno a los valores cooperativos, y que se generen espacios propicios para que los jóvenes puedan y sepan llevar a la práctica los saberes teóricos.

Somos conscientes de que esto se genera a través del tiempo y con trabajo territorial, es por ello, que desde el proyecto de Jóvenes Solidarios de FACE, promovemos una serie de acciones para aportar a que estos cambios se produzcan y así, fomentar un semillero de jóvenes que entiendan la importancia de la participación social y a donde la formación de grupos de dirigentes inter-generacionales en los que se retroalimente la innovación y la experiencia, pueda llevar al sector cooperativo a un nivel superador de eficiencia y de desarrollo, permitiéndonos construir sociedades sostenibles y equitativas.