La Alianza Cooperativa Internacional – ACI -, organización no gubernamental independiente que representa a las empresas cooperativas en todo el mundo, entidad que actualmente es presidida por un cooperativista argentino, el Dr Ariel Guarco, desde el año 1923 celebra el primer sábado del mes de Julio de cada año, el Día Internacional de la Cooperativas, con jubilosa adhesión de todas las cooperativas del planeta.

 La conmemoración anual apunta a aumentar el nivel de concientizacion sobre las actividades de las cooperativas y difundir masivamente los logros del sector y los ideales de la solidaridad internacional, la eficiencia económica y la igualdad.

El Día Internacional también tiene por finalidad ampliar las asociaciones entre el movimiento cooperativo y otros actores, incluidos los gobiernos, procurando favorecer la progresión de un entorno propicio para el desarrollo de las cooperativas, a través de la implementación de una política pública ecuánime y de una legislación apropiada para el crecimiento del movimiento.

El Consejo de Administración de FACE Córdoba ratifica y suma a la celebración del día internacional del cooperativismo, e invita a todos aquellos que de manera directa o indirecta se encuentran vinculados a este modelo empresario, a reflexionar sobre su importancia.

Las cooperativas han sido siempre una respuesta colectiva a problemas que afectaban a un grupo determinado de personas, dieron y siguen dando soluciones a esas demandas.

El modelo de conducción colegiado y democrático, ínsito en la estructura organizativa de las cooperativas, supone una férrea fortaleza, al permitir que la decisión sobre el rumbo rector de nuestras empresas obedezca a una definición de participación amplia y democrática de sus asociados.

En ningún tipo societario la participación puede llegar a la profundidad que en este modelo es posible, aquí la construcción colectiva de un camino empresarial común no tiene como eje central la maximización del beneficio económico, sino el bienestar del conjunto.

De nosotros cooperativistas, depende que las estrategias de conducción estén alineadas con los objetivos, los principios y los valores cooperativos, procurando sostener los desafíos permanentes que establecen la economía globalizada y las demandas sociales de la humanidad toda.

El desafío es enorme, pero tenemos tiempo y fuerzas para actuar, o aceptamos un destino de quienes por su capacidad o por su voluntad pueden arbitrar y reaccionamos con tardanza a los efectos de las imposiciones en menoscabo del sector, o nos damos a la tarea de prevenirlo y mejor aún, en actitud proactiva, provocamos los cambios e imponemos los escenarios favorables a nuestra concepción cooperativa, de nosotros depende y es tiempo de decidirlo.